Saltar al contenido principal

Si una vivienda ha salido a subasta, ¿el dueño la puede recuperar?