Saltar al contenido principal

Cuando una subasta no llega a la cantidad reclamada y el ejecutor acepta la oferta, ¿quién se hace responsable de la diferencia entre la puja y la hipoteca?